1) ¿El tratamiento modifica el tamaño de la pieza?
No. A menos que no se haya aplicado el temple correctamente.


2) Al tratar la pieza ¿se vuelve más frágil?
No, al aplicar el tratamiento se reduce el estrés residual, se incrementa la tenacidad y la estabilidad dimensional.


3) ¿El acero a tratar debe estar previamente templado?
Si, nuestro tratamiento mejora el rendimiento de las piezas terminadas, no sustituye al temple.


4) ¿El tratamiento aumenta la dureza?
El aumento podría ser de 1 a 2 grados RC en aceros con alto contenido de carbón, por ejemplo el D2.


5) ¿Puedo percibir a simple vista los cambios en la pieza?
Para ver los cambios en la pieza se requiere una micrografía ya que el cambio sucede a nivel molecular.


6) ¿El re maquinado o afilado de las piezas afecta el tratamiento?
Nuestro tratamiento es permanente alcanzando toda la pieza, no solo la superficie de manera que las modificaciones posteriores no alteran los beneficios.